sábado, 21 de enero de 2012

Que hacer ante un caso de ABUSO INFANTIL

Creo que no hay un protocolo de asistencia ante situaciones de abuso de niños, aunque sí lo hay para violaciones en general o para posible infección por vih.
En caso de que haya protocolo, sucedería lo que es bastante común en el ámbito de la salud: es tan desconocido que quienes trabajamos en Atención Primaria o en guardia de hospital no lo conocemos. Desarrollo aquí los puntos básicos que deberían considerarse en presencia de un caso.
1- En principio, dar por cierta la denuncia de violación o abuso por parte de la niña o niño. Habrá tiempo para verificar si es cierta o no, pero en tanto, se debe impedir contacto con el supuesto abusador y proceder a las medidas terapéuticas básicas
2- Evitar toda difusión del hecho, incluso en el entorno de la niña. Toda difusión atenta contra su intimidad y , sobre todo, contra una salida lo más saludable posible de esta situación
3- El / la profesional interviniente deberá comprobar de manera fehaciente que la familia y a hizo la denuncia. De no haber denuncia comprobable, su obligación es hacer la denuncia de inmediato conforme los protocolos previstos.
4- En caso de denuncia familiar es preferible que la realicen ante fiscalía de familia o comisaría de la mujer, por ser espacios más preparados para esta situación. No se debe aceptar ninguna dilación por parte de estos efectores. Si no tiene personal idóneo deben acompañar la niña al hospital más cercano para que la revisión se realice allí, siempre en presencia de la medre o mujer a cargo de la niña.
5- Es hora que todo hospital cuente con comité de abuso (sobre todo infantil), como tienen hoy tienen comité de sida, por ej. Pero:
6- En tanto lo resuelven: se debe proceder a la revisión pediátrica y ginecológica. Prever posible protocolo de infección por vih (ya existe) y necesidad de aborto terapéutico (todo aborto en caso de una niña debe ser considerado terapéutico, en función de las secuelas irreversibles que reportaría la continuidad del embarazo en la niña y su entorno)
7-Brindar desde el primer momento acompañamiento psicológico a la niña y a su familia conviviente. El proceso principal de asimilación del evento se producirá en su hogar y los padres deben estar preparados para manejar sus propios miedos y acompañar a su hija. Si evitan habla del hecho la niña puede sentir que hay i9ndiferencia o rechazo hacia ella de parte de su padres. Si hablan todo le tiempo de ello estarán agudizando su dolor.
8- En particular, instruir a los padres para que respondan lo más preciso posible a toda consulta o comentario de la niña sobre el evento o sobre cuestiones vinculadas.
9- Evaluar posible embarazo y, en caso de ser positivo:
10- concluidos los estudios pertinentes realizar lo antes posible el aborto terapéutico
10- Tener en cuenta que la acción judicial refiere al abuso y su castigo y nunca a considerar la realización del aborto, que ya está garantizado por la legislación vigente
Lic. Mario Burgos
Psicólogo en APS
Presidente de Fundación R.E.D:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada