jueves, 17 de octubre de 2013

17 de Octubre 1945: el Estado en la mira del pueblo

Miles de trabajadores llegan a la Plaza dispuestos a liberar a Perón. La conmsigna se escucha clara en las filmaciones "queremos a Perón"
Ya Perón cuenta con el compromiso del gobierno de convocar a elecciones en 6 meses. Al salir al balcón podría haber dicho "todo bien, habrá democracia, vuelvan a sus casas".
En cambio proclama: "Interpreto este movimiento colectivo como el renacimiento de una conciencia de los trabajadores que es lo único que puede hacer grande e inmortal a nuestra Patria. (...) Para que nuestro pueblo, no solamente posea la felicidad sino que sepa dignamente defenderla". y cierra "Únanase, sean más hermanos que nunca, sobre la hermandad de los que trabajan ha de levantarse en esta hermosa patria la unidad de todos los argentinos"
Con este discurso, uno de los mejores que se hayan pronunciado en la historia, Perón  resignifica, desde el balcón de la casa rosada y de cara a la multitud que colma la Plaza,  la acción de cada uno de los trabajadores que se movilizaron hasta la casa de gobierno.  Salieron desde Avellaneda, Ensenada, San Martín o La Matanza a reclamar por la libertad de Perón. Volverán a sus barrios, sus casas, sus puestos de trabajo, convencidos de que la Patria, el pueblo, la vida política de nuestro país, dependen de su unidad y movilización. Sintieron su unidad en el quehacer compartido de movilizarse, el discurso de Perón convocará sus miradas, sus intenciones, sus esperanzas, su experiencia de movilización, hacia el Estado.
En minutos, se  sella para siempre el destino del peronismo y de nuestro país a la movilización popular, al protagonismo del pueblo. Retomando viejas tradiciones radicales, anarquistas, socialistas, comunistas, el reclamo popular resurge, pero esta vez marcha a convertirse en política de Estado.
Se sella también el destino de aquellos que en diferentes momentos han buscado desmovilizar al pueblo, quienes trataron de convertir al peronismo en un movimiento dócil a los grupos de poder, conservador, entreguista. Podrán medrar de momentos de debilidad o confusión, pero tarde o temprano, como desde el 2003 con Néstor y Cristina, el peronismo vuelve a encontrarse con el pueblo para retomar el camino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada