viernes, 4 de julio de 2014

Mundial y giladas- 3 - Cueste lo que cueste (Neymar afuera)


SE VA NEYMAR CON UNA FRACTURA DE 3ª VÉRTEBRA GRACIAS A UN RODILLAZO DIRECTO DE ZÚÑIGA EN SU COLUMNA EN UNA JUGADA MENOR, SIN RIESGO DE GOL.
Cuando vi el foul pensé que era terrible, por la mala leche y por lo que podía pasarle a Neymar. 
Se va el pibe, que con el otro pibe, James más Lío, Fideo y Robben son tal vez los únicos que dan toda la talle de cracs en este mundial Brasil.
Besta del cueste lo que cueste, pierde el fútbol, perdemos lo hinchas, pierden los mejores, ganan los antifútbol. 
Es lo que logran referís vergonzosos como el de hoy, tipos como Velazco Carballo, que dijo en un reportaje que dirigir un partido es como "domar un potro Bronco". valientes a la hora de declarar que al dirigir en tierras extrañas terminan haciendo localismo por cobardía, complicidad o ambas. 
Es lo que logran los antifútbol como Felipao, que mandan a sus equipos a jugar al borde de la expulsión todo el partido y generan reacciones del mismo tipo en sus adversarios. 
También son responsables y no menores los flojos que confunden coraje con agresión. Habría que mostrarle a  Zúñiga lo que dijo Riquelme a propósito del caño de taco que le hizo a Yepes en el Monumental. Dijo el maestro: "El que hizo lo más difícil, el que se portó como un hombre fue Yepes no yo. Yo hice un caño, pero Él, con toda la presión de la tribuna encima y con la oportunidad que tuvo para foulearme, sacarme de un patadón,  siguió tratando de sacarme la pelota en forma lícita. Eso es lo ue hace un verdadero hombre".
En fin, que Felipao es víctima transitiva de sus propios métodos bilardistas, mouriñistas, pero a la vez consiguió la excusa perfecta si la selección brasileña termina como viene amagando, fuera de la copa y sin sexacampeonato.
También Peckermann es víctima transitiva, porque lo de Zúñiga no ha sido, no es, ni será lo suyo.
Todos los amantes del buen fútbol somos víctimas transitivas al irse uno de los 4 ó 5 cracks que tiene este Mundial. ¿Qué no hubiéramos dado por ver al pibe tratando de hacer lo suyo frente a Masche, Garay, mientras Lío y Di María la rompen en campo de Brasil? (Entre paréntesis, escribo y pienso que hay que cuidar a Messi mañana y en todos los partidos, para que no termine víctima de ora burrada como la de hoy).
Pero Neymar es la víctima directa y concreta y nada que se le diga puede cambiar lo que le hicieron perder. 
Nunca sabremos cuánto perdió el fútbol cuando Goikoetxea  le quebró el tobillo a Diego   Sabemos cuánto nos dio Diego después, pero esa es sólo una parte de la historia, la otra es cuánto destruye en el jugador lesionado y en el resto de los jugadores y equipos esta manera de encarar el fútbol.
Esperemos, por su bien y por el del fútbol que cada vez ve más difícil que salgan grandes futbolistas, que Neymar se recupere en lo físico y con el ánimo suficiente para encarar pronto otra vez en las canchas del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada