viernes, 3 de marzo de 2017

LOS SIETE MUERTOS EN PERGAMINO ¿ASESINATO O QUÉ?

"Las siete muertes del hacinamiento" se titula en Pagina 12 el artículo de Horacio Cecchi, a propósito de la siete muertes que se produjeran ayer en una comisaría de Pergamino, 
Ni el autor ni el medio se merecen ese titulo. 
Da onda "la crisis se cobró...", frase que incorpora, es citada al final, Paula Litvachky. directora del área de Justicia y Seguridad del CELS. 
El hacinamiento ayer en la comisaria de Pergamino no mató a los siete ciudadanos que estaban indebidamente allí privados de su libertad para ser procesados, como la crisis no mató a Kostecky y Santillán en Avellaneda. Ya se puede dejar a ambos, hacinamiento y crisis, libres por falta de mérito. 
No porque no haya condiciones inhumanas de detención en todo el país. Tampoco porque suponga que esas condiciones son ajenas al objetivo de maltratar a los detenidos. Hay una suerte de injusticia de clase que subyace en ese maltrato selectivo: castigar hasta la posibilidad de delito en los pobres, ignorar hasta el delito seguro en los poderosos.
Pero cuando hay muertes, cuando se trata de siete MUERTES, LA CUESTIÓN GENERAL NO PUEDE TAPAR QUE EJECUTORES DIRECTOS, QUE SI LOS HAY SON ASESINOS Y ESO ES LO QUE HAY QUE BUSCAR, PONER EN TÉRMINOS JURÍDICOS, LLEVAR A JUICIO Y LOGRAR CONDENA. 
Veamos. La duda es si su muerte fue intencional o no, sea por omisión de ayuda de parte de la policía, sea porque la policía generó la situación, sea porque en su calentura por quedar sin salir al patio (tambien provocación policial) los 19 encerrados en esa ratonera no hayan medido las consecuencias de su bronca. Agregale los colchones inflamables. (¿no están prohibidos?). 
Luego, los culpables serían bien materiales y corporales, nada abstractos y habría que hacer lo posible para que paguen este homicidio. 
No dudo, insisto, que autor, el medio y el CELS quieren eso. 
Tal vez intervino el apuro por cubrir la noticia y evitar que las manipulaciones de otros medios más las de la bonaerense vayan borrando pistas. 
Pero vale estar siempre alertas a que el macrismo y su clima de época se van filtrando en nuestro discurso y hay que revisar una y otra vez lo que se dice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada