domingo, 5 de marzo de 2017

VOLVER: SERÁ LA CONVICCIÓN Y NO EL ESPANTO

Uno entiende.
La desesperación del artista que ve su sensibilidad sobrepasada por el arrasamiento macrista. Su necesidad de comunicarse, de denunciar.
La crisis de los jóvenes que, aunque escucharon de más veteranos, vieron películas y leyeron libros sobre otras, peores, derrotas, no pudieron prepararse para vivir esta derrota como otro paso, otro momento de la lucha, que nuevamente, tarde o temprano nos llevará a nuevas victorias.
La decepción de la familia que habiendo alcanzado mayor calidad de vida ve cómo la universidad vuelve a ser una utopía, el trabajo digno una ficción, la dignidad de mantener y prosperar como familia algo inalcanzable.
La desesperación de cualquiera. De uno mismo, ante el sufrimiento de millones.

Sin duda los artistas, todos los participantes del video "La Argentina detenida" pusieron y ponen otra vez el cuerpo y su saber para que esta situación cambie.
Pero los que sufren, sufrimos, somos decenas de millones. 
No se necesita aumentar la realidad ni forzarla. Es mas: Para los desocupados, los hambreados, los presos, sus familias y allegados, es tan acuciante esa realidad que cualquier representación que quiera hacerla más viva resulta bizarra. También para quien no la vive de forma directa, personal.
Esta Argentina no está detenida de ningún modo, Macri y los suyos la llevan aceleradamente hacia donde siempre la oligarquía quiso llevarla.
  Nuestro pueblo no necesita que se le agregue espanto para actuar, necesita esperanza, orientación sobre como salir de este purgatorio antes de que troque en infierno. Necesita dirigentes, para esto los convirtió en tales, que se pongan a la altura de lo que se disputa, que muestren con su coraje, claridad y templanza, que pueden ser gobierno apenas el pueblo lo decida, que vamos a ir más lejos en lo que vinimos haciendo en doce años, que las conquistas serán más seguras, que las dificultades serán sorteadas, que las divisiones se dejarán de lado ante el único desafío válido que hoy tenemos: Derrotar al macrismo para ser gobierno popular en 2019.
Nuestro pueblo no necesita hoy que le mostremos qué pasa, necesita que le probemos que estamos a la altura de encarar su esfuerzo hacia una nueva victoria, más segura y duradera, por la democracia, la inclusion, la soberanía y el desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada