domingo, 4 de abril de 2010

Una modesta propuesta sobre la basura escrita: encaremos el debate

Compañeros, amigos, gente cansada de la basura escrita:

Ayer, el seudoperiodista Ventura, vuelve a mentir en La Nación sobre los orígenes de Papel Prensa. Meses antes, lo hacía Braslavsky en Clarín. Al respecto, caben tanto una reflexión como una propuesta de acción.
Clarín, aunque a veces surjan dudas, no es la “Cabildo”.
Tampoco Kirchbaum es Felipe Romeo: no se basta a sí mismo para sostener todo el andamiaje desinformativo con que Clarín arruina ánimos en la Argentina día a día.
Para ser Clarín se necesita la concurrencia de decenas de escribas tales como el que redactó el artículo que incluyo más abajo. Es esta cohorte de semianónimos, más allá de los Roa, los Blanc o los Oña, la que sostiene el imaginario de un medio de prensa, de un equipo productor de noticias autolegitimadas por el mito de la objetividad
Pues bien, creo que es posible, que es necesario y que es hora de que estos escribas, hasta hoy más o menos involucrados en las operaciones de Clarín, escuchen otras voces aparte de las de sus jefes y se sostengan en, modifiquen o se corran de su alineamiento automático con la línea editorial en función de nuestra acción crítica.
Me refiero a que comencemos a abordar sistemáticamente las notas firmadas, (muchas lo son hoy día) y respamos por escrito con verdad y criterio, dirigiéndonos tanto a la sociedad como al redactor de la nota-basura. Fíjense que ni siquiera invoco la necesidad de hacerlo desde una posición nacional y popular, eso sería ya un lujo para el nivel al que ha caído el diario.
Tiendo a confiar en las personas, por lo que pienso que muchas posiciones tienen más que ver con círculos cerrados de opinión, con espacios autoreferenciados, que con posiciones asumidas en toda su dimensión política e ideológica.
Es por esto que propongo que
- Hagamos circular esta idea de debate entre nuestros compañeros, amigos y allegados
- Quien coincida con mi comentario lo envíe al correo de Braslavsky con su acuerdo,
- Quien quiera abrir otra línea de crítica lo haga y nos envíe el texto para apoyarlo,
- Quien quiera agregar un punto y/o rebatir otros lo haga del mismo modo
- Quien pueda abordar otros artículos en lo sucesivo, haga circular su texto para que cada uno aporte lo suyo y lo reenvíe es los escribas de Clarín.
Un abrazo y por un obeliscazo el viernes.
Mario Burgos

gbraslavsky@clarin.com

Sr. Braslavsky
Papel Prensa fue robado con coacción y secuestro a la familia Graiver por la dictadura 1976/83. Mientras se la arrebataba, la empresa fue compartida con Clarín, La Razón y La Nación. (Vale recordar que La Prensa se negó a integrar el negocio).
Este único hecho conforma una cadena de complicidades delictivas
- Al asociarse, Clarín, también su dueña, reconocieron legitimidad a la dictadura. También se hicieron copartícipea de sus hechos, como sucede cuando uno se asocia y coopera a sabiendas con delincuentes en función de intereses comunes.
- Clarín Sabía que esta “dádiva” provenía de torturas y secuestros y prisión contra los Graiver. Igual lucró con su producido, ratificando su complicidad.
- La apropìación de Papel Prensa instaló a Clarín en un lugar diferencial respecto a la prensa escrita. El resto de diarios y revistas quedó por décadas a merced de las decisiones sobre precios y cupos que fijara el directorio de PP.
Antes que preocuparse por la posible estatización de Papel Prensa Clarín debería publicar una nota explicando por qué recibió esos bienes mal habidos, cómo va a devolverlos y cómo va a resarcir a la familia Graiver y al Estado argentino por los daños económicos y morales que causara y por las ganancias que nunca debió obtener de ese robo. En particular, su dueña, ya debería estar entregándose a la justicia por apropiarse de bienes de torturados, como de los pibes que ya todos sabemos que no le pertenecen ni legalemnte.
En las complicidades citadas incluyo al plantel actual de Clarín. Se puede comprender aunque no se comparta, que en épocas dictatoriales, cuando la Sra. Noble se sentaba a la mesa con los genocidas, algunos periodistas callaran. Pero a 27 años de la vuelta a la democracia quienes aún mantienen silencio están asegurando su pan silenciando delitos y caen en lo vergonzoso, impropio de una tradición de periodistas ejemplares, tales como los más de 120 periodistas secuestrados -desaparecidos, Walsh, Cabezas y tantos otros .

Publicado en Clarín del domingo 11-10-09
ADVIRTEN QUE EL ESTADO INTERVENDRIA SI SE AFECTA LA PROVISION DE PAPEL
En la Casa Rosada ahora niegan un plan para estatizar Papel Prensa
Primera reacción oficial a tres días de conocerse las amenazas de Moreno.
Por: Guido Braslavsky
EN LA MIRA. EN EL GOBIERNO NADIE SE HACE CARGO DE LOS ACTOS DE MORENO.
foto = new Galeria( document.images["Foto"], Array('/diario/2009/10/11/thumb/1929415-1.jpg'), document.getElementById("FotoEpigrafe"), Array('EN LA MIRA. EN EL GOBIERNO NADIE SE HACE CARGO DE LOS ACTOS DE MORENO.'), document.getElementById("vinculoFoto"), Array('1175377'), document.getElementById("numeroFoto") ); foto.setFoto(0);
Aníbal Fernández negó ayer que el Gobierno nacional tenga un plan para estatizar o expropiar Papel Prensa, una empresa mixta cuyo principal accionista es el Grupo Clarín. El jefe de Gabinete aseguró al mismo tiempo que "no me consta" que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, hubiera revelado este plan y proferido amenazas en una reunión con representantes puestos por el Estado en la compañía, según lo que denunció uno de los presentes ante escribano público.Desde que se conoció este episodio el jueves pasado, el Gobierno respondió con el silencio. En ningún nivel oficial hubo comentarios sobre los supuestos planes respecto de Papel Prensa ni sobre los dichos por los que Moreno fue denunciado penalmente por abuso de autoridad y amenazas. Pero ayer, en la conferencia de prensa que dio el jefe de Gabinete para anunciar la promulgación en tiempo express de la nueva ley de medios, se lo pudo consultar sobre el asunto, además de recordarle que, según la denuncia, Moreno había dicho que actuaba "por expresas instrucciones de la señora Presidente"."Si usted me pregunta si el Gobierno trabaja sobre un plan específico para estatizar Papel Prensa, no", dijo Aníbal F. Sin embargo, aseguró que si Papel Prensa o "cualquier otra" empresa cometieran acciones que lesionaran "derechos de necesitados de su producto" (en el caso de Papel Prensa, el papel de diario), "sí va a actuar el Estado".Clarín le preguntó entonces si consideraba el Gobierno que Papel Prensa estaba incurriendo en una conducta observable, a lo que Aníbal F. respondió que sólo estaba haciendo una consideración general. Y recordó que el "ámbito adecuado" para dirimir estas cuestiones es la Comisión de Defensa de la Competencia.El jefe de Gabinete también deslizó con ironía que el denunciante, Carlos Collasso, trabajó alguna vez para Clarín. Collasso era representante del Estado en el Consejo de Vigilancia de Papel Prensa, función en la que fue nombrado cuando Martín Lousteau se desempeñó como ministro de Economía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada