jueves, 5 de mayo de 2011

El asesinato de Bin Laden y el Terrorismo de Estado

Leo en "El país" de España hoy: "El fiscal general, Eric Holder, defendió ayer ante un comité del Congreso la legalidad de la operación e insistió en que el líder de Al Qaeda tuvo la oportunidad de rendirse y no lo hizo. La muerte de Bin Laden, según dijo Holder, ´está justificada como un acto de autodefensa´. ´Si se hubiera rendido´, añadió, ´si hubiera intentado rendirse, creo que habríamos tenido que aceptarlo, pero no hubo ninguna indicación de que quisiera hacerlo y por tanto su muerte fue apropiada´.
Muy ético y sobre todo atento al derecho el Fiscal General: invaden subrepticiamente y con armas, allanan una morada, todo esto en un país soberano que no es el suyo y en el que no tienen ninguna autoridad para hacerlo. Pero no se contentan con eso: ya en la casa, asesinan a varias personas desarmadas, entre ellas Bin Laden. ¿Por qué? "En defensa propia", dicen.
El fiscal resulta tan atento al derecho como el que dice que ordenò "traerlo para ser juzgado", pero ya vimos que en vivo y en directo ordenó el asalto final que terminó en asesinato. Múltiple el asesinato.

Ahora ¿por qué ocultar las fotos? El derecho dice que si no hay cadáver no hay asesino. Tal vez sea por eso.
Los genocidas de nuestro país, para evitar consecuencias (que parece ser éste el objetivo de estos que cometieron asesinato y lo justifican) pensaron en esto del cuerpo del delito mucho antes que el fiscal general y el presidente de EEUU. Entonces tiraron al mar, quemaron, dinamitaron, inhumaron sin identificación, a sus víctimas. "Desaparecer", "mandar al cielo" lo llamaban.
Lo que pudieron desaparecer fue la memoria social. Nuestro pueblo se tardó un poco, pero fue por ellos y hoy los jueces los van juzgando y comprobados sus delitos los encarcelan.
¿Alguna vez los EEUU serán una democracia y su pueblo querrá juzgar a los que asesinan desde el Estado? Terminar con el Terrorismo de Estado, digo.
Mientras tanto, esto de discutir si se hizo o no, si van a publicar fotos, si lo querían vivo o no, son cortinas de humo para evitar hacerse cargo de las consecuencias de hacerse cargo de los asesinatos. ¿Cómo aceptar el ingreso al paìs de un asesino múltiple? Digo, si a Obama se le ocurriera venir. ¿Por qué no pedir su captura internacional? ¿Cómo omitir captura y juicio sin que se extienda en toda la sociedad que cualquiera puede asesinar si tiene el poder suficiente? Día a día, la política de EEUU y OTAN nos dan ese mensaje.
Cortinas de humo, digo, ocultan un poco, pero lo oculto sigue alli. Y renace en violencia asocial, balas por argumentos, el prójimo como enemigo, naturalización de la muerte infligida. Colombine, bah.
Otro motivo para celebrar vivir en Argentina. Pero el monstruo está allí.

(1)El país, 5-5-2010. "Obama rechaza publicar las fotos de Bin Laden", por Antonio Caño

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada