miércoles, 28 de diciembre de 2011

El breve pensamiento de JPFeinmann

Hace tiempo, discutiendo su afirmación sobre el carácter no revolucionario de la gesta de 1810, reconocí en Feinmann a un gran provocador Era, creo, la explicación de la incidencia de su pensamiento sobre tantos compañero. Era. O yo estaba tan equivocado como los que suelen erigirle monumentos, obnubilados por el aire suficiente con que cita filósofos desconocidos para muchos
Al saber de su reportaje en La Nación (*) abrí un paréntesis de duda sobre su edición. El reportaje con VH Morales es peor. A pesar de los intentos de ayuda de Víctor Hugo, recae en los mismos errores y se mal justifica.

Veamos los tramos más significativos:
- ""Habría que definir bien qué es el kirchnerismo… Ser algo implica un compromiso mayor que apoyar un gobierno”

Aquí está la esencia del pensamiento liberal-feinmanniano. La gran “transgresión” consiste en pensar, no en construir una sociedad más humana afrontando la disputa con el poder constituido, su segregación, sus agresiones y hasta el genocidio. Por eso puede hablar de los actores del ´70, --Perón, Montoneros, la derecha, los partidos tradicionales etc.- desde una superioridad que nunca pudo sostener en aquellos tiempos que presenció. Pero no se conforma con esto: para sostener sus posiciones inventa discursos inexistentes, cambia el sentido de las propuestas.

"    - Montoneros no participó del gobierno".
Montoneros tuvo ocho diputados propios, 4 diputados "amigos", 6 gobernadores. El Partido Auténtico como alternativa electoral para el ´76 cuando, muerto Perón y copados los partidos por sus derechas, todo empujaba hacia el golpe. En esos años: ¿dónde estaba Feinmann ?

<    - "Yo estoy totalmente en contra del intelectual orgánico. Un intelectual tiene que tener libertad. Yo soy feinmaniano"
Al parecer, JPF no sabe que ser "ista", "iano", valga para los peronistas, valga para los marxistas, chavistas o zapatistas, implica participar de la construcción de un pensamiento colectivo, poner en cuestión el propio pensamiento. También correr el riesgo de equivocarse y que sea la historia quien me muestre lo errado de mis presupuestos.
Abunda: "Yo pienso desde mí, el que piensa desde un partido político, desde otro, piensa en exterioridad"
¿Quién dijo que el que participa de un movimiento político popular carece de libertad? Antes bien, quien participa de un movimiento revolucionario crea las condiciones para hablar en nombre, ser vocero de muchos, no "ser dicho" por los enemigos del pueblo. Esto es algo que Feinmann ha desarrollado respecto a quienes en tren de no ser cooptados por nadie terminan siendo hablados por Clarín, La Nación, etc. Raro que no lo considere a la hora de definir qué es un intelectual. ¿De dónde saca que quienes sí tienen partido tienen menos libertado o capacidad de discernimiento que él? Cabe también decir, porque JPF lo sabe, que un tipo que se define como Feinmanniano, esto es, como referido a sí mismo está más cerca de la psicosis que de la intelectualidad.

-“Se debe ser muy duro con Perón”
Por supuesto. Con toda nuestra historia debemos ser duramente coherentes. Evaluar las condiciones en que estaba el país cuando el pueblo toma en sus manos el “luche vuelve”

-“El gran error que comete el Estado antiperonista (1955-1973) es prohibir a Perón y el movimiento mayoritario”
¿Error? Ese fue el gran acierto de la oligarquía. Su objetivo no es la democracia ni la convivencia, sino sacarle el mayor jugo posible al país y venderlo al exterior. Y para ese objetivo el pueblo es una molestia. Para realizar su ganancia entendió que debía recortar la participación del pueblo en la riqueza, el Estado, el Derecho y el reconocimiento social. Y acertó: justamente son esos 18 años de destrucción los que nos hacen llegar con debilidad a 1973 y permiten que vuelva la dictadura en un par de años montada sobre las dificultades de recomposición del movimiento popular y la muerte de Perón.

“Dos presidente multimillonarios (…) No me parece un tema menor (…) habría cómo creció ese patrimonio (…) cómo creció y se hizo la extracción ilegal”
Supongamos que esto, es decir poner en cuestión una riqueza que la justicia considera bienhabida, lo hace por estupidez y no por mala fe. De todos modos, ¿de dónde viene la incomodidad que los Kirchner sean ricos? Feinman se declara a favor de un keynesianismo, no del socialismo, la tierra y los medios de producción en manos de los trabajadores. Estamos disputando un capitalismo en el que el pueblo recupere la mayor porción posible de la riqueza, el poder político y la capacidad de desarrollo social. No se pudo ni se puede pedir entonces a los Kirchner que no tengan bienes

- "El sindicalismo está, por historia, atravesado por la violencia"
¿A quién le dice estos JPF? ¿A un grupo de maestras jardineras? ¿Habla de los caños y sabotajes de la resistencia, de Felipe Vallese, o del Cordobazo, Tosco, Atilio López, o de la JTP? Ah ¿no era de este sindicalismo que hablaba? Entonces ¿por qué mete a todos en la misma palabra?
¿Se refiere a la JPerra, Felipe Romeo, el C de O? No. Habla de Moyano, el MTA. Y es la única mirada que asume respecto a un sector con que compartimos la resistencia a y la derrota del neoliberalismo y de su expresión más victoriosa: el menemismo. Y habla así de sectores aliados, frente a un operador del diario La Nación, un periódico fue creado para justificar dos genocidios, para sostener los intereses de los terratenientes y los exportadores del puerto y que fue cambiando como fueron cambiando las formas de apropiación que los dueños del país fueron desarrollando. Digo yo, JPF: si Moyano está atravesado or la violencia ¿qué decir de tus entrevistadores los Mitre? ¿O de veras creés que estás hablando con un ex alumno y no un empleado de ellos?
-“A nadie le conviene un gobierno de Moyano (…) ahí sí que van a conocer lo que es el autoritarismo PERONISTA.”
En otro texto me ocupo de este concepto errado de JPF sobre ese autoritarismo que sería “esencial” al peronismo . De todos modos vuelve a resultar sugerente que en el medio y vocero de tres genocidios mente el autoritarismo refiriéndose a un movimiento popular.

-"Cristina dice (...) que sólo una política keynesiana puede salvar al capitalismo"
¿De veras JPF cree que el peronismo es keynesianismo? Si esto fuera así no hubiera sido descaminado pensar para el peronismo un destino como el del PRI Mejicano, un movimiento contestatario asimilado a la evolución de los grupos de poder. Pero el más que “Keynesianismo” kirchnerista, es decir peronista, consiste en redistribuir poder político, reconocimiento social, inclusión y riqueza.
Lo que distingue al peronismo, lo que lo hace, como dijera Coocke “el hecho maldito” no sólo de la oligarquía sino del imperialismo, es que su objetivo es un avance del pueblo no sólo sobre los bienes del capitalismo sino también sobre las condiciones de sustentación del capitalismo, sobre aquello que hace que un sector pueda explotar a otro sin solución de continuidad.
Veamos qué dice Feinmann cuando se percata de ese -limitado pero existente- avance:
- “Lo que me preocupa de la Cámpora (…) es que hay una carencia de ideas (…) muchos han tomado puestos en el gobierno (…) La juventud Peronista se la pasaba discutiendo ideas, ahora (a propósito de la Cámpora) hablan a quién ponemos acá, quién va allá."
Es el mismo cuestionamiento que hace Papel Prensa o Cirieli: no si los compañeros son útiles para el proyecto, la soberanía y/o el pueblo lo que hacen los funcionarios que nombra la presidenta sino si "agarran puestos"
Tampoco coincido con su visión ahistórica de la lucha de Ernesto Guevara, su reducción al foquismo su trato de “pobrecito”. Terminada la intervención cubana en África, que inició y replanteó tras su inicio el Che, 12 países habían obtenido su independencia, Sudáfrica quedaba cercada, los EEUU en retirada.
Por eso Cuba es el primer país que visita Mandela cuando termina el apartheid. Creer que en Bolivia quedó cercado por pelotudo y no por ser traicionado por supuestos revolucionarios es sí bien propio de Feinmann quien por su origen político conoce vastamente cómo se produjo el aislamiento y captura del Che, ya lo dijo en P12 y otros medios. En América, hoy, hay al menos 4 presidentes que refereencian su gesta en el Che. Reducirlo a un fracaso es un discurso digno de Pagni, Grondona, Majul. Lamentable.
No deja de ser lamentable que JPF haya recaído en errores tan groseros, pero tal vez era necesario que deje en claro “su distancia” del Kirchnerismo. Subido a los hombros de Néstor y Cristina alcanzaba una altura engañosa que hoy, al bajarse, se manifiesta en su real brevedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada