viernes, 12 de septiembre de 2014

Pago Soberano: la web, los buscadores y la democracia

El día jueves 11 de setiembre de 2014 la presidenta Cristina Fernández promulga una ley de alcances históricos:  La ley de pago soberano, que fuera votada por mayoría absoluta en Diputados la noche anterior.
Hoy, viernes 12 de setiembre a las 21:00 busco en Yahoo Argentina datos sobre contenidos y alcances de la ley, así que escribo en el buscador de Yahoo. Primero: "Pago soberano, Ley". Resultado: titulares de diarios de hace varios días y en su mayoría opuestos a la Ley. 
Opto por suponer que no usé un buen criterio de búsqueda y lo reemplazo; "Ley de Pago soberano". Resultado: titulares de diarios de hace varios días y en su mayoría opuestos a la Ley. 
Tentado de avanzar por la vía del absurdo, estuve a punto de cambiar otra vez el criterio y escribir: "titulares de diarios de hace varios..."
Busco en Google y el resultado es opuesto en el registro de la noticia, aunque no en el abordaje. Ambas páginas de Google comienzan con enlaces a noticias sobre el voto en Diputados, las criticas, la promulgación. 
Ahora bien ¿cuántas personas en Argentina ignoran que los fondos buitres están accionando contra Argentina desde los tribunales de EEUU? ¿Cuántas ignoran que el gobierno ha decidió no ceder y que hay opositores que quieren hacerlo? ¿Cuántos ignoran que para sostener una única política al respecto la presidenta envió un proyecto de Ley al Parlamento? ¿10, 1000, 10000, 10000? 
40 millones restantes pueden no conocer los contenidos de la Ley ni los detalles técnicos de lo que se debate, pero una inmensa mayoría puede contestar con buena sustancia sobre el resto de las preguntas. 
Es de esperar entonces que entre chat y chat, entre FB y FB o entre TW y TW, alguien, miles, cientos de miles, millones tal vez, casi sin darse cuenta, abran el buscador, escriban "Ley de...", y lean un poco a dónde los llevan Cristina y los K. Cientos de miles que, mientras miran esto, serán impactados por avisos de viaje, sexo, estética, electrodomésticos o nuevas iglesias y al vincularse gastarán en consecuencia.
¿Por qué entonces un buscador como el de Yahoo, capaz de dar cuenta de las características de un dispositivo nuevo dos minutos después que se presentó en EEUU, no inicia la página de acceso a "Ley de Pago soberano" con aquello que es lo esencial de toda Ley: promulgación, texto y reglamentación (si la hubiera o no) votación en ambas cámaras?
No hablo del abordaje político explícito del tema, no me refiero a si selecciona los sitios que adhieren, los que rechazan o alterna ambos. No. 
Me refiero al criterio que predomina en "la nube", el criterio de mercado  

  • ¿Qué es lo que más interesa?
  • ¿qué pudo vender con más facilidad y mayor ganancia informando sobre esto? 
  • Si  el suceso en sí no vende, no hay problema: se venden esos recuadritos que titilan, aparecen y desaparecen, te tienden enlace al sitio del shopping tal, la empresa tal, el programa o buscador cual, etc. 
  • Mientras, otros dispositivos entran y salen de tu PC y informando a las redes de ventas qué miraste con más frecuencia o empleando más tiempo, qué te gusta, qué compraste, qué miraron tus contactos, qué les gusta, qué compraron. ¿Y la CIA? Ah sí, también.
  • Pero para que todo esto funcione, es decir, para que el usuario Pérez gaste a partir de aquello que le interesó en forma primaria, hay que satisfacerle ese interés primario de modo que, mientras verifica que el repuesto de la podadora que buscaba en la web es el que vio más barato en la ferretería de la esquina, se interesa a su vez por ese recuadrito que le muestra pasajes a Cancún a precio promocional, clickea, hace cuentas, decide que no, pero mientras tanto clickera "comprar" en la oferta de ese libro que tanto buscaba su novia, le reenvía el vaucher y queda como un duque mientras va a la esquina a comprar el repuesto. Es más, Yahoo cada vez más se anticipa a esto y me aparece a diario al abrir el correo con ofertas propias, de modo que uno no se tome el trabajo de ir a su buscador para gastar: basta con que clickee en el mail ese que promete grandes beneficios.  
    Aunque soy, ya lo dije, bastante ignorante en este metier, entiendo cómo funcionan en lo básico las relaciones de marcado. ¿Por qué Yahoo argentina hace otra cosa? ¿está contra del mercado?¿No quiere que los votantes de Cristina -mayoría y con poder adquisitivo variado desde el segmento más alto al más bajo- más los adversarios más encarnizados. vayan a buscar con avidez estos sitios y con ello van a exponerse, una vez más, al influjo de las redes de ventas?
    ¿O el mercado y el producto que se vende es otro y la venta se efectúa de otra manera? Sospechosamente, las "últimas noticias" de Yahoo, ventana que aparece en primer plano y arriba al buscar el correo, replican y a veces hasta se anticipan, a la cadena del desaliento que  presiden en gráfica y TV Clarín y TN. Los mismos titulares, la misma invención de temas y sucesos que al día siguiente serán barridos bajo una alfombra mediática para ser sustituidos. Como dijera Luppi en aquella denuncia sobre los medios en España y su operatoria contra Zapatero: "lo que ocurrió no ocurre y lo que no ocurre lo inventan.."
    Al parecer Yahoo Argentina hace rato que se integró a una operatoria superior a la de involucrarnos de uno a uno en cuanta red de ventas existe, Yahoo juega en ese gran mercado que es el mundo, en el que se opera y se cobra de otro modo: limar a los gobiernos populares mediante la desinformación y la difamación permanente para que advengan nuevos gobiernos, dóciles a la coalición EEUU/OTAN y nos reintegren a las corrientes dominantes del mercado y la geopolítica mundial



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada